PALABRAS MÁS

Palabras más.jpg

Ni un solo desmentido 

Hay, en el convencionalismo, 

una dosis considerable de hipocresía. 

Truman Capote 

Estimado lector, gracias. Reza el dicho popular que “cuando la perra es brava hasta a los de casa muerde”, esto se le puede aplicar al presidente Andrés Manuel López Obrador, la reacción que tuvo en la mañanera por un reportaje que habla sobre el negocio de sus hijos, nos dejó ver a un iracundo presidente que atropella al que se le ponga enfrente, tal y como él dice fuera máscaras, no le gusta la transparencia ni la rendición de cuentas, menos el periodismo que ha desnudado a la 4T y su sospechoso actuar de corrupción, muchos dichos y ni un solo desmentido. 

Desde que comenzó la administración lopezobradorista se vive una persecución velada en los medios de comunicación, el caudillo ha buscado por todos los medios desacreditar a los periodistas y todo aquel que no esté de acuerdo con su proyecto. En los primeros días se dio a conocer una lista de comunicadores que recibieron pago por sus servicios de publicidad y difusión en sus programas y desde la oficina de comunicación se quiso hacer ver que se trataba de dádivas para hablar bien de Enrique Peña Nieto y sus acciones, varios se le pararon en frente a López, como Ricardo Rocha y no les pudo decir con todas sus letras “chayotero”. 

López enfurece cuando verdaderos reporteros le preguntan, cuando se va por la información y solo por hacer quedar bien o mal al funcionario, así Jorge Ramos se la aplicó en dos ocasiones y la respuesta fue de un personaje que se hace chiquito ante el rigor de los datos, lo hacen perder la cabeza y aprieta la quijada. Al pejelagarto le gusta que lo adulen, que le digan sus virtudes exageradas y con esa desfachatez de pedir publicidad te puedes ganar hasta un consulado como el de Estambul, un doctorado “gansito” para no decir “patito” o hacerte llamar parte de la pandilla de los “incorruptibles” que andan en dependencias cobrando facturas con las ínfulas de ser alumno de un maestro de la Septién, o buscando candidaturas a una diputación, obvio de eso no se trata el periodismo. 

Aquí lo he dicho, en los tiempos del PAN y del PRI por supuesto que hubo excesos, claro que había “chayoteros” y ahí está la calificación que cada uno tiene ante la prueba más ácida que son los televidentes, los lectores o radioescuchas. Ahí también está la evidencia de quien le abrió espacios al Pejelagarto, quien cubrió sus mítines, quienes solicitamos entrevistas y César Yáñez las negaba porque se trataba de martirizarse, ni siquiera es un caudillo de verdad, toda la imagen es construida, planeada y les ha salido muy bien, así como a Peña Nieto le construyeron una imagen de telenovela, este tiene una imagen de hijo del pueblo, pero solo es eso imagen que se erosiona con el tiempo y que tarde o temprano veremos sus huesos. 

Ya en el pasado le dio una reprimenda a Carmen Aristegui por criticarlo, lo hizo en público cuando era candidato en el 2018. Curiosamente los que se han ido del gabinete como Carlos Urzúa, Germán Martínez Cázares, Javier Jiménez Espriú, Jaime Cárdenas entre otros se convirtieron en sus más férreos críticos porque lo conocen, saben de qué pie cojea, el mismo Macario Schettino lo ha tachado de un tipo limitado y soberbio. El inquilino de Palacio Nacional no quiere colaboradores, quiere incondicionales de fe ciega y el periodismo no se inscribe en esas formas. 

Si el reportaje sobre la fábrica de chocolate de sus hijos no tiene nada que ver y no se han beneficiado de los programas sociales que lo desmienta, que el medio de comunicación asuma la responsabilidad igual que el reportero, pero que no utilice los instrumentos del Estado para amedrentar, que no mande a su corte bizarra al ataque fácil. 

Insisto no le gusta la crítica, hoy le dio con todo a Carmen Aristegui y al semanario Proceso, mañana va por cualquier otro, insisto no es un dictadorzuelo, aunque nos regala pinceladas… Pero mejor ahí la dejamos. 

Entre Palabras 

¿Con Ómicron en la puerta habrá fiesta en el Zócalo de la Ciudad de México? ¿No aprendió nada nuestro científico López Gatell? ¿Más de 700 mil muertos? 

ARTURO SUÁREZ

Todos los miércoles por la 1530 de AM en punto de las 20:00 horas, conduce el programa La Otra Frecuencia, periodismo con consciencia.

Twitter: @arturosuarez
Correo: suartu@gmail.com

Arturo Suárez.gif