SHAKEPEARE.png
ESCÉNICOS

press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/4

La crítica del Network mexicano:

"¡ESTOY HASTA LA MADRE Y NO LO VOY A TOLERAR"

Por Glen Rodrigo Magaña
Fotografía: Luis Quiroz

El Suncoast Digest, noticiero matutino de la WXLT TV en Florida, abriría con tres notas narradas por la joven reportera Christine Chubbuck el 15 de julio de 1974, después de eso, sucedería un acontecimiento insólito y lamentable en la historia de la televisión. Según la página 1 del caso número 74-15120 de la Oficina del Sheriff en el Condado de Sarasota, señala lo que la conductora dijo en vivo: “De acuerdo con la práctica de WXLT de presentar los informes más inmediatos y completos de las noticias locales sobre sangre y tripas, TV 40 presenta lo que se cree que es una primicia televisiva. A todo color, una cobertura exclusiva de un intento de suicidio”, al concluir, Chubbuck, tomaría su revólver y se pegaría un tiro detrás de su oreja izquierda… todo fue transmitido en ese momento.

 

¿Se le revolvió el estómago?, porque cuentan cómo fue este trágico incidente que influenció al guionista Paddy Chayefsky a crear parte de la trama de Network (1976), así como reuniones con presentadores, productores y ejecutivos de NBC News. Además de argumentar una profunda repulsión sobre productos basura, manipulación mediática y control de las corporaciones en la televisión estadounidense.

 

Sidney Lumet, asumió una destacadísima dirección -pero sin el favor de la Academia-, así como las impecables actuaciones de Peter Finch, Faye Dunaway y Beatrice Straight, quienes lograron una estatuilla en la entrega número 49 de los Premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, pero el mayor reconocimiento, fue el Óscar como “Mejor guion original” a Chayefsky.

 

El 13 de noviembre de 2017 - más de 40 años después del filme-, en el londinense Royal National Theatre, estrenaría Network (play), con la adaptación del dramaturgo inglés Lee Hall al guion original de Paddy Chayefsky.

 

En marzo de 2022, bajo la dirección de Francisco Franco Alba y una creativa adaptación al español de Enrique Arce Gómez, arrancó temporada Network en el Teatro de los Insurgentes, donde Daniel Giménez Cacho protagoniza de forma brillante al “profeta loco de la televisión” Howard Beale y cuenta un elenco de gran calado, donde la escenografía, música y vestuario te adentra en aquellos estudios de los años 70.

Podríamos hablar sobre la sinopsis de esta joya escénica, pero hay que estar “encabronado” como enfatiza Howard para comentar sobre el mensaje detrás de la trama que encierra Network. Es decir “¡Estoy hasta la madre y no lo voy a tolerar!”, es la respuesta genuina de una audiencia que ha llegado al punto de ser adoctrinada por telenovelas, redes sociales, noticias tendenciosas, sobreexposiciones de consumo y estupideces mediáticas.

 

En el lado de los medios de comunicación, el periodismo es un monopolio protagónico desde hace muchos años, donde los mismos personajes subastan la nota al mejor postor, visto desde el “social media”, las audiencias se traducen en la obsesión por el “Like” y detrás de esa fachada, existe el dominio comercial. Parafraseando a Howard Beale: “El televisor es el evangelio. Les contaremos toda la porquería que ustedes quieran oír. Creen que la televisión es la realidad y que sus propias vidas son irreales. Hacen todo lo que dice el televisor, visten según les ordena, comen lo que les aconsejan, crían a sus hijos según su mensaje, incluso piensan igual que él. Es una locura en masa, ¡son maniáticos!. Entiendan, ustedes son seres reales, nosotros somos las ilusiones, es mejor que apaguen sus aparatos de televisión. ¡Apáguenlos!” y esto aplica aún más en el cieno de las redes sociales.

 

Poder que mata, fue el título en Latinoamérica que se le diera al filme de Lumet en 1976. La repulsiva verdad se expone a 46 años de distancia de su estreno cinematográfico, ya que Network, evolucionó en algo peor. Superó la barrera del entretenimiento fútil, nauseabundo y sin sentido, afianzó la arrogancia en la industria propagandística, conquistó las individualidades con el delirio de la web, compró la libre expresión, extermino voluntades por caprichos estereotípicos y cumplió -por mucho- la profecía de un mundo sin naciones, donde solo existe un solo dueño con muchas firmas, llamado Sistema Internacional Monetario.

 

Network cuenta con una duración de dos horas, los viernes, sábados y domingos en el Teatro de los Insurgentes. Precios y horarios en https://www.network-mexico.com/