Legislación cinematográfica, Templo Mayo

Legislación cinematográfica, Templo Mayor… y otras notas

Comisiones unidas de Radio, Televisión y Cinematografía, y de Estudios Legislativos, Segunda, del Senado de la República, acuerdan llevar a Parlamento Abierto la nueva Ley Federal de Cinematografía y el Audiovisual. Reportan sin afectaciones graves la Casa de las Águilas en la Zona Arqueológica del Templo Mayor a causa de la granizada del pasado 28 de abril en el centro histórico. En otras notas culturales: dan a conocer resultados de las convocatorias entre el Centro de la Imagen y el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Chile; el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart) firman convenio de colaboración; el Teatro Isabela Corona del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) reabre sus puertas con “Olvidando recordar”.

En pausa…


La agenda del Senado de la República del lunes pasado mostró un tema delicado para el gremio fílmico: “El dictamen por el que se expide una nueva Ley Federal de Cinematografía y el Audiovisual”, que sería discutido por las comisiones unidas de Radio, Televisión y Cinematografía, y de Estudios Legislativos, Segunda.

 

En un comunicado del grupo parlamentario de Morena en el Senado del 25 de abril, indica que el proyecto era iniciativa del senador Ricardo Monreal “para promover el cine mexicano e impulsar mayor competencia en el mercado”, pero en diversos medios, las voces de especialistas, directores de cine e incluso titulares en el gobierno federal no concordaron con la propuesta del senador morenista. 

 

Algunos de quienes encendieran los focos rojos fue Brian Pomper, director ejecutivo de la Alianza para el Cumplimiento del Comercio de Estados Unidos, quien indicó que la iniciativa violaba el acuerdo comercial del T-MEC, además de que diversos analistas detallaran los riesgos y sesgos que muestra dicha Ley.

 

En los “entrelíneas” de estas “reformas fílmicas”, se juega la credibilidad, -ya menguada de los legisladores- entre la comunidad cinematográfica e incluso de las instituciones, quienes han emprendido un largo camino -realizadores y autoridades federales- por conservar los apoyos y construir nuevos mecanismos ante la desaparición de los fideicomisos; buscar posicionar el cine nacional, desde su producción hasta exhibición con una serie de convocatorias; más el reto que esta industria encara para sobreponerse a la pandemia… ¡vaya tarea señores congresistas! 

 

A mediodía del 26 de abril, ante diversos medios de comunicación, el presidente de la Junta de Coordinación Política anunció que se haría en parlamento abierto el análisis de la nueva Ley de Cinematografía: “Se trata de fortalecer al cine nacional, no de afectar a la industria, por lo que no se aprobará en este periodo de sesiones, porque lo que se busca es tener un producto más acabado” detalló Monreal.

 

La misma secretaria de Cultura, Alejandra Frausto -afirma el senador-, “influyó para tomar esta decisión” y desde la cuenta de Twitter de la secretaria, se lee en un hilo publicado el 26 de abril: “Reconozco la apertura del Senado a través de habernos escuchado para que la Ley de Cinematografía y Audiovisual se someta a un parlamento abierto para que todas las voces sean escuchadas y se llegue a la mejor legislación para el cine mexicano. La Secretaría de Cultura y todas sus entidades dedicadas al sector cinematográfico, están en la mejor disposición de trabajar una ley sólida, completa y dialogada en beneficio del cine mexicano, sus creadores, la industria que la hace posible y sus audiencias”.

 

Ya de forma oficial, el mismo 26 en la noche, las comisiones de Radio, Televisión y Cinematografía, y de Estudios Legislativos, Segunda, acordaron realizar el Parlamento Abierto, digamos que con un tono más empático al gremio: “Se trata de un proyecto que ha despertado un enorme interés, por lo que es necesario invitar y escuchar a todos aquellos que tienen observaciones al respecto”, dijo el presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, Cruz Pérez Cuellar.  

 

La granizada… 

 

El pasado 28 de abril el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reportó el colapso de la cubierta de la Casa de las Águilas en la Zona Arqueológica del Templo Mayor después de la granizada que tapizara de blanco el centro capitalino.

 

Cultura federal informó en un comunicado que “las afectaciones en las estructuras prehispánicas son menores, recuperables y restaurables… El INAH ya dio parte a la aseguradora y este jueves 29 de abril se proseguirá con los diagnósticos y la conciliación de daños, así como con las acciones de apuntalamiento y retiro de la techumbre colapsada, para dar paso a los peritajes correspondientes” y reportó como estable al oficial Juan Romero, quien se encontraba custodiando la zona arqueológica al momento del colapso.

 

En la conferencia matutina del pasado 29 de abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador comentaría sobre las afectaciones: “Los patios de Palacio se llenaron de granizo y se derrumbó una techumbre en el Templo Mayor. Ya está atendiendo este asunto tanto la Secretaría de Cultura como el INAH, desde anoche están trabajando para ver si no hubo daños a los templos, ahí está el Templo de las Águilas y están haciendo una revisión. Y desde luego que vamos a reparar la techumbre, se va seguramente a poner otra y con los arqueólogos, los especialistas, si se presentaron daños se tiene que llevar a cabo la reconstrucción, el trabajo arqueológico necesario para reparar cualquier daño”.

 

La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, desde su cuenta de Twitter, daría seguimiento a los protocolos emprendidos en la Casa de las Águilas la noche del 28 de abril, y en la mañana del jueves 29, mencionaría en una de sus publicaciones: “A la luz del día y en el primer dictamen con expertos y el seguro confirmamos que no hay afectaciones graves al patrimonio en el Templo Mayor”.

 

Por la tarde, la Secretaría de Cultura, daría a conocer que los vestigios arqueológicos no sufrieron afectaciones de consideración dentro del primer peritaje por parte del INAH y la compañía aseguradora. Indicó que se renovarán las cubiertas que existen en la zona arqueológica, misma que permanecerá cerrada al público hasta nuevo aviso. Además, la secretaria Frausto publicó en un tuit, la foto del primer apuntalamiento realizado en la Casa de las Águilas del Templo Mayor.

 

Notas culturales…

 

Cultura federal dio a conocer los resultados de las convocatorias conjuntas entre el Centro de la Imagen y el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Chile para este año. En el “Seminario de Producción Fotográfica 2021” fue seleccionado el fotógrafo chileno Claudio Ignacio Albarrán Briso, mientras que las curadoras Sofía Enríquez González y Valeria Caballero Aguilar serán quienes desarrollen la “Muestra Digital México-Chile”.

 

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart) firmaron el pasado 29 de abril un convenio general de colaboración para para presentar programas y desarrollar proyectos conjuntos en la difusión y promoción del arte popular, así como en el rescate de la memoria histórica en materia artesanal y el conocimiento de los pueblos que producen las artesanías.

 

El Teatro Isabela Corona reabre sus puertas con “Olvidando recordar”, pieza original de Finegan Kruckemeyer, bajo la dirección de Sandra Rosales, escenificada por las compañías Teatro Luna de Papel y Armar Media. La puesta en escena enfocada al público infantil y juvenil iniciará temporada el 2 de mayo con funciones a las 11:30 y 13:00 horas, para continuar hasta el 20 de junio con presentaciones los sábados y domingos a las 13:00 horas. Para mayor información visita la página teatro.inba.gob.mx 
 

Legislación cinematográfica, Templo Mayo
Legislación cinematográfica, Templo Mayo