© Derechos Reservados. Homo Espacios es una marca registrada. Producción y creación de Glen Rodrigo Magaña

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube

Artículo

Durango… locaciones por lo natural

por glen rodrigo magaña

1/3

Detallado por la cantera de sus edificaciones novohispana, la identidad de sus pueblos originarios, un edén en el desierto, su femenina belleza, las delicias gastronómicas, sitio consentido en el séptimo arte por sus naturales locaciones y dos Pueblos Mágicos que comparten su legado minero, paisajes enigmáticos, historia, cultura y más. 

Fue con las expediciones coloniales de Nuño de Beltrán en 1531 cuando estas tierras son descubiertas por los ibéricos. Durango era habitado por chichimecas, tepehuanos, tobosos, tarahumaras y cocoyomes, quienes lucharon contra las tropas virreinales con gran arrojo en defensa de su territorio, el cual es dominado y fundado por los españoles en 1563, incorporándose al Reino de Nueva Vizcaya, perteneciente al Virreinato de la Nueva España.

 

El esplendor duranguense en el periodo colonial se debió a la riqueza en metales preciosos que resguarda su serranía, donde la minería sería la principal actividad productiva; las misiones franciscanas a cargo del sobrino del Virrey, el fraile Jerónimo de Mendoza, le brindaron su arquitectura sacra; mientras que sus paisajes continúan siendo una fuente de inspiración.

 

Durango suena a las piezas del célebre maestro Silvestre Revueltas, abraza los ideales republicanos de Francisco Zarco, cuenta con un atractivo femenino que seduce al andar, como ejemplo, la hermosa actriz Dolores del Rio, además de ser una de las casas del séptimo arte, ya que, de punta a punta, este estado norteño es una de las locaciones más famosas en el cine western, así como predilecta para muchos personajes hollywoodenses.

 

Ciudad patrimonio es su capital, con construcciones que datan del siglo XVI; aquí encontrarás la identidad de los pueblos originarios tepehuanes, mexicaneros, huicholes, coras y rarámuris; las delicias elaboradas por la población menonita; diversos museos históricos, el Festival Revueltas o la espectacular puesta Kicham con una centena de actores en escena.

 

En sus diversos destinos turísticos, reseñamos en esta ocasión, sus dos Pueblos Mágicos: Nombre de Dios y Mapimí.

 

Nombre de Dios… un paraíso en el desierto

 

Aquí lo divino quedó regado, así lo afirman sus pobladores, tan cerquita de la capital duranguense, a 20 minutos exactamente por “La 45”. En su historia presume con ser la primera localidad fundada de la Nueva Vizcaya en 1562, dada la derrota de los nativos ante el ejercito del capitán Pedro de Ahumada por instrucciones de Francisco de Ibarra y de esta localidad, partieron los primeros doce franciscanos en su misión evangelizadora a las Provincias Internas del Occidente.

 

La población de Ojo de Agua de los Berros da fe de lo anterior, en el recuerdo de la primera misa oficiada en el estado, era 1955 y fue celebrada por el mismo Fray Jerónimo de Mendoza, quien fundó una pequeña iglesia, la cual, ante el ambiente de los humedales, no lograría soportar el paso de las centurias, pero en Nombre de Dios, lo conventual, lógicamente es un atractivo. Los templos de San Francisco o Jesús Nazareno, junto con la Parroquia de San Pedro Apóstol da muestra del arte arquitectónico de la segunda mitad del siglo XVI.

 

En sus sabores, las conservas, dulces cristalizados, vinos frutales, las gorditas de guisado y el mezcal, “de a deveras artesanal” afirman los duranguenses, pero si de encanto se trata, Los Salones son una de las maravillas naturales del estado. 

 

A las orillas del rio del mezquital, el misticismo del edén desértico, como si saliera de un libro de J.R.R. Tolkien, de la mente de George R.R. Martin o de los cuentos de los hermanos Grimm, Los Salones son fantasía viva, viejos sabinos exhiben sus enredadas raíces mientras que el riachuelo les proporciona el líquido vital, lo nombran “El Saltito” por sus tres cascadas de diez metros de altura y es una de las locaciones naturales de diversos filmes.

 

Más vale que sobre y de pasadita, recorre la antigua Hacienda de Juana Guerra, edificada en 1586, recorre la vieja casona, su molino y la capilla de San Antonio de Padua.

 

Mapimí… ensueño minero duranguense 

 

Tan extensa es su historia como sus atractivos turísticos. Su nombre en Cocoyome es “El cerro elevado”, y es que grupos indígenas del desierto, tobosos y cocoyomes vencieron en muchos momentos las invasiones virreinales. El 25 de julio de 1598, logran fundar más por la vía evangelizadora con el nombre de Santiago de Mapimí, gracias al sacerdote jesuita Juan Agustín de Mendoza, pero que fueran transformados a la fe católica, no tanto, ya que la imagen del Señor de Mipimí desaparece a finales del siglo XVII, dicen que fueron los rebeldes nativos, pero lo paradójico es que lo encuentra un indígena tiempo después.

 

La zona era una de las más ricas en la extracción de oro, plata y otros metales. En lo alto de la Sierra de La India se establece La Ojuela, que llego a contar con tres mil habitantes y hasta un casino pusieron en los tiempos de Don Porfirio, quien ya saben, por sus gustos extranjeros, llama a un ingeniero alemán y a puro hombre europeo o norteamericano para que le hicieran “un puentecito para conectar con la mina de Santa Rita”, resulta ser que en la actualidad, se trata del puente colgante más grande de Latinoamérica, y en aquellos tiempos, el segundo más extenso del mundo, solamente mide 373 metros de atraque, a unos cien metros del suelo.

 

La Ojuela fue inundada en la Revolución, los trabajadores que sobrevivieron dejaron el lugar y el pueblo se quedo vacío, “fantasma” le dicen ahora, pero ese es otro de sus atractivos, ya que descubres que en este lugar inicia la aventura por su Museo mula momia, caminar por el “puentecito” que mandara construir Don Porfirio, visitar la mina de Santa Rita, se presume que son un montón de kilómetros de túneles para recorrer solo con guía y con tu lámpara de aceite, para terminar con la enigmática Zona del Silencio.

 

Algo sucede, ya que las ondas electromagnéticas no penetran en la Zona del Silencio, incluso afirman que el tiempo se detiene, además, el espectáculo nocturno te maravillará con su cielo, las estrellas se ven tan cercanas, una fogata, guitarra para sonorizar lo que enmudece y la velada puede ser eterna.

 

Novelesco en el ensueño minero, pero como comentaba también bastante histórico, ya que por aquí pasó el Cura Hidalgo, junto con Aldama, Allende y Jiménez, quienes fueron hospedados en una casona durante su marcha a su destino final hacia Chihuahua, y hasta escribió un poema al Cerro de La India, ahora es la Casa museo Miguel Hidalgo. 

 

Otra personalidad histórica, fue el “Benemérito de las Américas” Don Benito Juárez, presidente que sostuvo a la República a pesar de la intervención gala, a quienes evadió con su paso al norte de México y fue en el Antiguo Palacio Municipal de Mapimí donde se refugió por un rato, actualmente es el Museo de Historia de Mapimí.

 

Destacan otras arquitecturas como el Templo de Santiago Apóstol de estilo mudéjar o el gótico Templo de El Señor de Mapimí; el Departamento de Comercio, Servicio Postal o el panteón, donde aparecen nombres extranjeros, por la época de bonanza minera, así como muchísimas leyendas…eso de la extracción de metales preciosos, esconde tantos misterios.

 

En su propuesta ecoturística, el Bolsón de Mapimí resguarda diversas especies en peligro de extensión, reserva de la biósfera reconocida por la UNESCO y a unos 22 kilómetros de este mágico poblado, se encuentran las Grutas del Rosario, descubiertas hace 20 años y que muestran el capricho escultórico subterráneo de las tierras duranguenses.

 

Estimados homoespacieros, les comparto los enlaces tradicionales para que se decidan en visitar estas dos locaciones naturales del estado de Durango:

 

-Durango.
-Nombre de Dios.
-Mapimí.

 

Amigos, los invitamos a ver las cápsulas “Homo Espacios” todos los viernes por el Noticiero México al Día MD de Televisión Educativa y a escuchar el comentario homoespaciero dentro del programa “Clase Turista” en ABC Radio por el 760 AM, todos los sàbados de 15:00 a 16:00 horas.

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube